banner

¿Qué tipos de palas de pádel existen?

Intalador pistas de padel

¿Qué tipos de palas de pádel existen?

Elegir correctamente la pala de pádel es fundamental para mejorar el juego.

A la hora de iniciarse en el pádel una de las preguntas más frecuentes es qué tipo de pala debo escoger y qué diferencias tiene cada modelo. La realidad es que existen multitud de palas de pádel con diferentes formas, pesos y tamaños, por lo que es importante conocer las características de cada una para escoger una pala que se adapte correctamente a nuestro juego.

Elegir una pala de pádel puede parecer algo complicado, sin embargo, nada más lejos de la realidad. Esta cuestión es sencilla de resolver y en este artículo tratamos de ayudarte a que escojas la pala de pádel que más se adecúe a ti.

Tamaños de una pala de pádel

A la hora de seleccionar una pala de pádel debemos tener en cuenta dos factores importantes: tamaño y forma.

El tamaño de la pala no tiene una relación exacta con el nivel del jugador, aunque si estamos iniciándonos en el juego hay tamaños más recomendables que otros. Sin embargo, conviene tener en cuenta que el factor que determina qué tamaño debemos escoger es la amplitud a la hora de ejecutar los golpes.

Dentro de las medidas que se exigen en el Reglamento de Juego Oficial, las palas pueden tener diferentes características, pudiéndose adaptar a casi cualquier estilo de juego.
El reglamento establece unas medidas máximas que limitan el tamaño de la pala para no dar ventaja sobre otras palas con menor superficie de contacto. Las medidas máximas de la pala de pádel deben ser:

– 45,5 cm de largo.
– 26 cm de ancho.
– 38 mm de grosor de perfil.

Dentro de estas medidas, podemos encontrar 3 tipos de tamaños en el mercado:

1. Oversize: Es el tipo de pala de más tamaño, con el que aumentaremos la zona de recepción, que nos ayuda a llegar a esas bolas al límite, las típicas a las que golpeas con lo justo, el límite de la pala y acaban en la pared y fuera de la pista. El tamaño oversize permite jugar con mayor seguridad sobre bolas que no vayan centradas y nos ayuda a golpear con mayor potencia.

2. Midsize: Es el tipo de pala de pádel más común debido a su versatilidad, ya que combinan de manera perfecta potencia y control. Las medidas de esta pala son intermedias entre la oversize y la classic y es la pala más adecuada si tu estilo de juego todavía no está definido o si te estás iniciando en el mundo del pádel.

3. Classic: Aunque el nombre puede confundir por lo de “clásico” no es el tipo de pala de pádel más utilizado. Todo lo contrario, las palas con tamaño “classic” son las menos utilizadas. Son las que menos superficie tienen por lo que te obligan a tener buenos reflejos para asegurarte de que llegarás bien a la pelota.

Formas de una pala de pádel

Al igual que el tamaño, la forma de la pala de pádel influye en nuestra forma de juego, por lo que es importante conocer qué aporta cada una.

1. Diamante: Estas palas se caracterizan por tener la parte superior achatada (tienen forma de pirámide invertida). Son perfectas para jugadores que tengan una ejecución corta y necesiten potencia en sus golpes. Se recomienda este tipo de pala de pádel para jugadores que tengan buena técnica y estén algo avanzados en el juego.

2. Lágrima: Es el tipo de pala intermedia entre las de forma de diamante y las de forma redonda. Son las más comunes en el mercado y las que la mayoría de los jugadores con un poco de experiencia emplean. Además, las palas con forma de lágrima son muy versátiles ya que ofrecen buena relación entre potencia y control.

3. Redonda: Este tipo de forma supone la mejor opción cuando empiezas a iniciarte en el mundo del pádel pues son muy fáciles de manejar y te aseguran el control de la pala cuando estás aprendiendo.

Como es lógico, existen otros factores como el peso o el material que afectan a la hora de elegir la pala de pádel. Sin embargo, si te estás iniciando en el juego el tamaño y la forma son los dos puntos clave a tener en cuenta.

Y ahora que ya las conoces ¿qué tipo de pala es tu preferida?